página personal de iñigo garcía ureta

 

 

Nadie discute la importancia de la educación universitaria. Sin embargo, en muchas ocasiones ésta no parece formarciudadanos más felices, ni más desenvueltos. Lo cierto es que en nuestro día a día necesitamos también otra serie de enseñanzas, que sólo la experiencia parece brindarnos. Necesitamos aprender a buscar nuestro propio camino, a cometer errores, a ser constantes, a enfrentarnos a la incertidumbre y la indecisión. Necesitamos aprender a disfrutar el tiempo sin olvidar que un día la vida acaba… y aprender también por qué con frecuencia no hay peor tonto que el que se pasa de listo.

Lo que la universidad no enseña es un libro sobre la escuela de la vida. Tomando como referencia la última lección que reciben los universitarios estadounidenses —el discurso de su ceremonia de graduación, por lo general impartido por alguien que ha alcanzado sus metas, haya o no pasado por la universidad—, el autor nos brinda lecciones extraídas de la experiencia misma y que bien puede servir como “manual de vida” para las personas que inician su edad adulta… Y también para las que se encuentran se encuentran en un “punto muerto” de su biografía.

 

"Ayer empecé a leer tu manuscrito, y la verdad es que no pude dejarlo y lo leí de un tirón, lo cual, para mí, es el mejor elogio. Es muy interesante, dice cosas que nadie dice, está estupendamente escrito, es ágil, te enteras de cosas que no sabías aplicadas a ideas que uno tenía vagando por la mente sin formular, tiene un planteamiento osado y dice cosas importantes de manera clara, clarísima, y contundente. Te felicito. Ojalá el libro tenga suerte. Lo merece (el libro y tú)." Ana María Moix

Sello: Paidós  *  Colección: Contextos